Recorriendo la costa sur. Tangalle

Tangalle: Primer día de playa

Después de comer cogimos el autobús hasta Matara y de ahí, otro hasta Tangalle, donde nos estaríamos 2 noches. En Tangalle lo único que hay que vigilar es que, entre cócteles en la playa, cenas con el sonido del océano de fondo e incontables horas en playas paradisíacas no se pierda la noción del tiempo y la visita se alargue tanto que no queden días para las demás maravillas de Sri Lanka.

Nuestro plan no podía ser otro que despertarse tranquilamente, tomar el abundante desayuno que preparan en la mayoría de guesthouses sin prisa alguna, y dirigirnos a la playa para continuar ahí con tan frenética actividad. Particularmente decidimos ir a la playa de Marakoliya, porque es la que más nos atraía según lo que habíamos leído, aunque estuviera un poco alejada del pueblo. No sabemos si llegamos, porque después de un tramo por camino, seguimos andando por la playa en dirección a nuestro objetivo, pero llegó un momento (creemos que todavía lejos de la playa que buscábamos) en que decidimos que el espectáculo natural que creaban las palmeras, la arena y las olas difícilmente sería más bonito ni podía ser muy diferente del que veíamos, así que ahí nos plantamos.

Después de pasar el día contando los cocos de las palmeras y las conchas en la arena, todavía nos deparaba otra experiencia alucinante.

Rekawa Turtle Watch

Por la noche, a las 8 en punto, habíamos quedado con un conductor de tuk-tuk para que nos llevara al Rekawa Turtle Watch, un centro donde protegen a las tortugas que vienen a poner sus huevos en la playa y a los nidos hasta que nacen las crías y vuelven al agua, y dan la oportunidad de presenciarlo.

Es importante ir a un centro que tenga como objetivo proteger a las tortugas y no hacer negocio con el turismo, porque en algunos recogen los huevos de la playa con el pretexto de protegerlos para que los turistas puedan ver las tortugas recién nacidas, cuando es bien sabido que con esta práctica es muy difícil que después sobrevivan en el mar. En el Rekawa Turtle Watch está terminantemente prohibido el uso de ninguna luz blanca (para ver a la tortuga los guías llevan luces rojas, que no les molestan), gritar, situarse delante de la tortuga o cualquier otra cosa que pudiera comprometer el bienestar del animal.

La tortuga poniendo los huevos iluminada por la luz roja que usamos para verla sin molestarla.

La tortuga poniendo los huevos iluminada por la luz roja que usamos para verla sin molestarla.

Como no es seguro que cada noche alguna tortuga decida hacer acto de presencia, en teoría si esa noche no hay suerte te dejan volver la noche siguiente sin pagar otra vez. En cualquier caso, no lo pudimos comprobar porque tuvimos la suerte de que sí llegó una tortuga. Cuando lo indicaron los guías bajamos a la playa, caminamos unos 20 minutos por la arena hasta el lugar donde había aparecido el animal y observamos, por turnos en grupos pequeños y bajo las estrictas órdenes de los voluntarios del centro, como una inmensa tortuga verde, de unos 40 años de edad y más de un metro de largo, cavaba un agujero tras haberse arrastrado por la arena hasta debajo de una palmera, ponía más de 100 huevos, los tapaba meticulosamente con arena y se volvía a arrastrar hasta desaparecer en el mar. No voy a alargarme en explicaciones sobre zoología ni ecología, pero contemplar el delicado proceso mediante el cual un animal en peligro de extinción, capaz de vivir más de 100 años y a la vez tan expuesto a los peligros que los humanos le hemos ido poniendo de por medio, regresa a su playa natal a poner los huevos en un esfuerzo inmenso y se va sin llegar a saber nunca si alguna de sus crías ha sobrevivido, fue una experiencia inolvidable.

2018-05-29T06:20:11+00:00

3 Comments

  1. […] o algún tiburón de puntas negras. A nosotros nos encantó la experiencia, y después de lo que vivimos en Tangalle con las tortugas, nos emocionamos como un niño con una bicicleta nueva viéndolas de nuevo […]

  2. nuria navarro moleon 15 August, 2017 at 20:51 - Reply

    Què xulu!!!

  3. Carme 11 August, 2017 at 21:20 - Reply

    Quina experiència tan maca!!!!!!

Leave A Comment

error: Content is protected !!